Dentista

Articulación Temporomandibular (ATM)

claves para combatir bruxismo Bruxismo, apretar dientes

El ATM es una articulación que actúa como bisagra entre el cráneo y el maxilar inferior, es palpable con los dedos (colocándolos en la parte anterior de los conductos auditivos) y de este modo podemos ayudarnos a diagnosticar algunos problemas de la articulación mandibular (ATM). Gracias a esa articulación es posible la apertura, cierre y movimientos de lateralidad de la boca, por lo tanto sería imposible comer y hablar sin ella.

 

Esta articulación es fijada en su posición por los músculos que se acoplan a ella y a la vez permiten y accionan su movimiento, por ello una distorsión muscular puede llevar a alterar el funcionamiento de la ATM.

 

Los trastornos y disfunción de la articulación y sus músculos son más comunes en mujeres y pueden causar dolor. En las alteraciones de la atm, tenemos básicamente tres:

 

  • Asimetría por alteración del disco desplazado (causando asimetría facial).

 

  • Dolores faciales musculares (en el cuello en especial altura de las vértebras atlas y axis, por delante del conducto auditivo, a la altura de la banda ancha del masetero y en la cabeza en general)

 

  • Degenerativa e inflamatoria.

 

Entre los síntomas de la disfunción de la articulación temporomandibular, tenemos: Dolor, rigidez, disminución de la apertura bucal, cansancio al comer (carne, pop corn, chicle, etc.), desviación al abrir la boca, sonido al abrir la boca (a la altura de la ATM, por delante del conducto auditivo), dolores de cuello, mareos, etc.

 

Entre las causas de disfunción del ATM podemos mencionar:

  • Lesiones por accidente (golpe fuerte)
  • Estrés y ansiedad, causando el apretamiento dental o rechinamiento de los dientes llamado
  • Tratamiento de ortodoncia indebido
  • Mala oclusión
  • Artritis (enfermedad inflamatoria)
  • Trabajos de prótesis dental con desadaptación de oclusión (puntos prematuros de contacto, sobre oclusión con desviación en céntrica, etc.)

 

 TRATAMIENTO PARA DISFUNCIÓN ATM

Para los problemas de la articulación temporomandibular básicamente hay 2 tipos de tratamiento, el invasivo (cirugía) y no invasivo (placas de estabilización oclusal y ajustes de mordida).

Para tratar los problemas del ATM es indispensable ser un especialista o un dentista general con conocimientos claros de esta rama.

En la mayoría de casos los problemas se calman con un ajuste de mordida y una medicación con relajantes musculares, en otros más severos se trata con férulas para estabilizar la mordida y éstas se van cambiando acorde con los nuevos movimientos de desplazamiento de la mordida, todo esto acompañado de la fisioterapia de la zona.

En muy pocos casos se somete a  cirugía artroscópica en la cual se elimina el tejido inflamatorio o simplemente se  hace un lavado de la zona con muy pequeña manipulación de la articulación. Cabe reiterar, que la cirugía es para casos muy severos y debe ser realizada por un especialista.